Uefa Champios League 2011 : Barcelona es Campeon de Europa

El Barcelona volvió a tocar el cielo en Wembley, donde vencio al Manchester United (3-1) para conquistar su cuarta UEFA Champions League, la tercera desde 2006, en un encuentro que sirvió para encumbrar al argentino Leo Messi. Londres 1992, París 2006, Roma 2009, Londres 2011. La cuarta Copa de Europa llega en el mismo escenario que la primera. De eso no hace tanto, sólo diecinueve años, en ese tiempo el Barça ha conquistado un póquer de títulos mayores y se ha convertido en la referencia del fútbol continental.

El partido fue el resumen de la determinación del fútbol del Barça. Iluminados por la clarividencia de Leo Messi, que parece un jugador de otro planeta, la calidad de su pareja de creadores (Xavi-Iniesta) y la definición de la pareja Villa-Pedro, que marcaron un gol cada uno, la victoria de los de Pep Guardiola fue incontestable.

Una jugada colectiva del Barça y un pase magistral de Xavi Hernández para Pedro Rodríguez. El tinerfeño, un tipo letal en el uno contra uno, dejó en el suelo y en el costado contrario del que esperaba a Van der Sar. En el inicio parecía que el tiempo se había detenido dos años. No era el Estadio Olímpico de Roma sino Wembley, pero el United salió con la misma intensidad que entonces y acorraló al Barça en su campo.

Poco acostumbrado a que los contrarios le planteen un partido tan abierto, los de Pep Guardiola no se desesperaron y esperaron su momento con la receta de siempre: toque y desmarque. El bullicioso Javier Chicharito Hernández, viviendo al límite del fuera de juego, puso a prueba la coordinación en el eje defensivo entre Gerard Piqué y Javier Mascherano, el sorprendente sustituto de Carles Puyol.

 

Tuvo alguna opción Rooney, en una anticipación sobre el argentino (m.8), y Chicharito en una acción con Piqué. Aquí se acabó el efecto champán del United, porque el Barcelona tomó las riendas de la situación, con la dirección de Xavi y el desequilibrio entre líneas de Leo Messi, que estuvo a un gran nivel. El Barça fue creciendo en su fútbol ante un equipo inglés obligado a jugar cada vez más cerca de Van der Sar ante la presión de los azulgranas.

Una jugada colectiva (m.16) con un remate cercano de Pedro fue la primera advertencia del equipo español, que empezó a sentirse cómodo. Pedro (m.18) y Villa (m.20 y m.21), en dos remates cercanos, pusieron la angustia en el ánimo de los ingleses.

Era la demostración del dominio del Barça. Una jugada de Messi, que regateó a cuatro rivales, quedó en el recuerdo de lo que pudo haber sido y no fue. Hasta que salió Ferguson, en el presagio del 1-0.

Una gran pase de Xavi sobre Pedro y una definición estelar del extremo. En el minuto 27, el Barça parecía que ya había conseguido un asa de la Orejona, pero los azulgranas cometieron un error en un saque de banda y se complicaron la vida. Jugó Giggs sobre Rooney. ‘El Pelé blanco’ como le cantan en Old Trafford, cruzó el balón y equilibró el partido en el minuto 34. Un remate a puerta, un gol. 

El Barça se tomó el empate como un accidente y se reencontró con su fútbol, sin una duda. Messi, siempre presente en la creación del equipo entre líneas, tuvo el 2-1 en una jugada en la que superó a Carrick, combinó con Villa, pero no pudo empujar el balón a la red a un metro de la meta del United. Fue la última ocasión de una intensa primera mitad.

El éxito de los azulgranas pasaba por la velocidad de ejecución de su fútbol, pero sobre todo por la capacidad para desbordar del extraterrestre Messi. Con determinación, el Barcelona salió en la segunda mitad a resolver el partido. Las dudas fueron todas para el United, que se vio incapaz de frenar la avalancha que se le vino encima.

Alves, en una jugada de desmarque por su banda, puso a prueba a Van der Sar, el meta holandés de 40 años que hoy jugó su último partido y se convirtió en el mejor de su equipo en el segundo tiempo. Y el partido duró lo que le pareció a Messi. El argentino, en el minuto 54, recogió un balón cerca del área, la defensa del United pensó en un pase, ‘La pulga’ sorprendió a todos, también a Van der Sar, y marcó el 2-1.

Ese fue el principio de la exhibición azulgrana, el final del United. Jugó el Barça como quiso, Messi se erigió en el maestro de ceremonias. Ferguson vivía imponente desde el banquillo, los aficionados del ManU comprobaban que volverían a irse de vacío, como hace dos años.

Remató Messi, una vez (m.63), otra de tacón (m.65), tiros lejanos de Xavi (m.66) y de Iniesta (m.67), hasta que llegó lo inevitable. Una acción de Messi y un magistral remate con rosca de David Villa, el jugador que estaba gafado cara al gol y que prácticamente sentenció el partido en el minuto 69 (3-1). 

Los últimos 21 minutos fueron un quiero y no puedo del Manchester. Sin tanta voracidad, el Barça pareció contenerse, el equipo inglés se lanzó hacia adelante, pero sin determinación.

Estalló la grada oeste de Wembley por la victoria. El Barcelona ya esta al mismo nivel que míticos equipos europeos. Con cuatro títulos, tiene los mismos que Bayern de Munich y Ajax de Amsterdam, pero los azulgranas no parecen tener suficiente. Londres, París, Roma, Londres, el Barça cierra el círculo.

Manchester United campeon de Inglaterra (2010-2011)

 

El Manchester United se convirtió en el club más laureado de la Premier League al alcanzar su decimonoveno título y superar así al Liverpool, en la primera temporada con el mexicano Javier Hernández, Chicharito, entre sus filas.

A falta de una jornada para cerrar el campeonato, los Diablos Rojos se aseguraron esa gloria con un empate 1-1 en casa del Blackburn Rovers, tras un penalti conseguido además por el latinoamericano y ejecutado con acierto por Rooney.

Este club del norte de Inglaterra, el más antiguo del mundo con 133 años de historia, quiso cerrar en abril de 2010, antes del Mundial de Sudáfrica, su acuerdo con el Chivas de Guadalajara para tener a Chicharito como entre sus opciones ofensivas a partir del 1 de julio, aproximadamente un año después de perder a Cristiano Ronaldo en el traspaso más caro de la historia (95 millones de euros con destino al Real Madrid).

La campaña que este sábado termina para el Manchester, pese a su irrelevante prueba de la próxima semana ante el Blackpool, ha estado marcado por fiel permanencia en el liderato. El 20 de noviembre desbancó al Chelsea de ese podio gracias a una arrasadora victoria por 7-1 ante el Blackburn Rovers, precisamente el mismo equipo que hoy permitió su coronación.

Desde entonces, el Arsenal ha sido su más cercano perseguidor, pero perdió sus esperanzas para el título el 1 de mayo, al caer derrotado frente al ya campeón de Liga en el Emirates (1-0).

A diferencia de la temporada anterior (2009-2010), en la que el Chelsea ganó el campeonato por la diferencia de un solo punto y en la última jornada, el Manchester pudo cantar este año el alirón en la décimo séptima semana del calendario liguero, lo que indica que todavía podría aumentar sus actuales 77 puntos.

Se trata de una suma bastante baja de enteros en comparación con los 86 conseguidos por los Blues la campaña anterior o por este mismo equipo, el Manchester, al ganar la Liga en 2008-2009 con 90 puntos.

 Man Utd

Igualmente, le han sido útiles al Manchester para lograr su duodécimo título en dieciocho años. Ryan Giggs y Paul Scholes, que se unieron a las filas del equipo en 1990 y 1991, respectivamente, han vivido y disfrutado todos ellos. Gary Neville, que empezó a militar en el club también en 1991, ya no formó parte hoy de la plantilla activa que celebró el éxito, pues anunció su retirada a mitad de esta temporada.

Otro emblema de este club, propiedad del estadounidense de origen judío Malcolm Glazer y su familia, es el hombre que mastica chicle durante cada partido del Manchester. Sir Alex Ferguson celebrará el 31 de diciembre próximo su 70 aniversario y cumplirá un cuarto de siglo como técnico del United el 7 de noviembre, cuenta ya con diez títulos de Liga en su vitrina.

Lo mejor de todo es que Ferguson podría conducir este año a un “doblete” histórico, objetivo que perseguirá al enfrentarse al Barcelona en la final de la UEFA Champions League el 28 de mayo en Wembley.

Un resultado favorable ese día entregaría a Ferguson la tercera Copa de Europa (después de las de 1999 y 2008) y la cuarta al club, que también cuenta con la de 1968.

Después de esta hazaña, el Manchester vuelve a instaurar su poderío en la tabla de la Premier League, en la que flojeó el año pasado al dejar escapar la oportunidad de proclamarse campeón por cuarta temporada consecutiva, desde la acontecida en 2006-2007.

En aquel momento terminó con 89 puntos, seis más que el segundo clasificado, el Chelsea, equipo junto al que volvió a agonizar en la carrera por el título el año siguiente, cuando el conjunto de Ferguson sacó de nuevo ventaja con 87 puntos sobre 85.

Ya en la temporada 2008/2009 y con Cristiano Ronaldo convertido en el extremo con más goles marcados en una misma temporada para el Manchester, al superar en la anterior campaña la marca del célebre George Best (32 goles durante la temporada 1967-68), el club volvió a llevarse el trofeo de Liga a casa.

Dos años después, una plantilla combinada con veteranía y juventud, ha devuelto hecho posible otra alegría más para la afición de Old Trafford. Nombres claves de la selección inglesa como Rio Ferdinand y Wayne Rooney, la pareja de mellizos y laterales brasileños Rafael y Fabio Da Silva, el ecuatoriano Antonio Valencia, el gran goleador Dimitar Berbatov y la revelación del momento, Javier Hernández, han formado parte de ese decimonoveno título.

Barcelona campeon de España (2010-2011)

 

El FC Barcelona ha celebrado por todo lo alto el título de Liga tras recibir la Copa de campeón de Liga de manos del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, acto que se ha celebrado a la conclusión del encuentro contra el Deportivo (0-0).

Los capitanes Carles Puyol y Xavi Hernández han sido los encargados de recoger el preciado trofeo, que por vigésimo primera vez recibe el club catalán, y lo han acercado al centro del campo donde estaba toda la plantilla azulgrana y cuerpo técnico.

Después de la fotografía de rigor, el grupo barcelonista ha dado la vuelta al campo para festejar con sus seguidores el trofeo, mientras que los jugadores iban repartiendo regalos a los socios.

Un castillo de fuegos artificiales debía poner punto y final a la fiesta ante un Camp Nou entregado, pero los jugadores se han animado a hacer un inmenso círculo en el centro del campo y han colocado la Copa justo en el centro, alrededor de la cual han bailado al son del himno del Barça.

Al final, una nueva fotografía de grupo y los jugadores se han recogido hasta los banquillos donde han realizado el pasillo de honor al equipo técnico, encabezado por Pep Guardiola, devolviendo el que éstos realizaron a los futbolistas el viernes cuando el Barça celebró por la ciudad la Liga, con un final de fiesta en el Camp Nou.

 Barcelona campeón

LOS JUGADORES LANZAN PIMIENTOS
Los jugadores del FC Barcelona lanzaron pimientos a los socios y aficionados en el Camp Nou mientras dieron la vuelta de honor con la Copa de Campeones, una acción que intenta apoyar una campaña de publicidad impulsada por uno de los patrocinadores de la entidad.

La palabra española pimiento es ‘pebrot’ en catalán, y en la jerga catalana es habitual su utilización para referirse al valor o al coraje con la frase “amb dos pebrots”, cuya traducción en el argot castellano alude a los atributos masculinos.

La idea de la empresa Nike ha sido recuperar esta frase catalana “amb dos pebrots”, y que alude a los atributos masculinos, para popularizarla en una campaña que hoy, en la celebración de la Copa por parte de los jugadores, se ha traducido en el lanzamiento de pimientos por parte de los jugadores a los socios.

Además, Nike ha lanzado el eslogan “A Wembley, amb dos pebrots”, animando tanto a jugadores como aficionados a unir fuerzas para la final de la Liga de Campeones que el Barça jugará contra el Manchester United el día 28 de mayo en el estadio londinense de Wembley.

Por otra parte, el club catalán comercializa una camiseta azul marino conmemorativa de la Liga que ha obtenido este año con estrellas en la parte anterior y con dos pimientos en la posterior, una azul y el otro grana, con la frase: “El valor de tener valores”.

Masters Roma 2011 : Djokovic derroto a Nadal (Final)

Novak Djokovic

Novak Djokovic volvió a derrotar a Rafael Nadal y logró una proeza inédita, ya que superó cuatro veces seguidas al español y siempre en finales de torneos Masters 1000 en este año. Así, el serbio estiró en Roma su racha invicta en 2011, acumulando siete títulos y 37 victorias. Es más: suma 39 al hilo, con los dos singles de la final de la Copa Davis 2010.

Así, estamos en presencia de un momento de gracia tremendo e histórico, no sólo para Djokovic y el deporte serbio, sino para el tenis en general. El divertido N° 2 del mundo venció al líder del ránking de la ATP en dos sets y otra vez en arcilla, como venía de hacerlo una semana atrás en Madrid, y ya es dueño del sexto mejor invicto (39 partidos) del tenis masculino en la era profesional, que comenzó en 1968.

Por el momento, a Djokovic sólo lo superan en la tabla histórica el sueco Björn Borg (52 triunfos al hilo), el argentino Guillermo Vilas (46), el checo-norteamericano Ivan Lendl (44), el estadounidense John McEnroe (42) y el suizo Roger Federer (41). Por eso, ahora la próxima meta del serbio es dejar atrás a Federer, quien ganó 41 encuentros consecutivos entre 2006 y 2007. Por eso, con sólo lograr tres éxitos en Roland Garros y llegar a octavos de final, ya lo superará.

Además, Djokovic ostenta la segunda marca invicta en el arranque de una temporada y la mejor en 27 años, con 37 triunfos, desde que McEnroe hilvanó 42 éxitos seguidos en 1984. Esta semana, en la capital italiana, el serbio pulverizó la racha de Borg en 1980, cuando el sueco hilvanó 33 éxitos seguidos, incluyendo la coronación en el Masters de 1979, jugado en enero del ’80. Así, continúa escribiendo más páginas de gloria en este inolvidable 2011.

Djokovic no sabe lo que es perder desde que cayó el 27 de noviembre del año pasado, ante Federer, en semifinales de la Copa Masters de Londres. Desde entonces, sólo sabe lo que es cantar victoria y hay que sumar los dos individuales ganados en la final de la Copa Davis ante Francia, en diciembre de 2010, para alcanzar las 39 victorias consecutivas. Así, se sigue entremezclando en récords y hazañas de otros monstruos de la raqueta, la mayoría de ellos ya retirados.

Un hecho para tener en cuenta, a la hora de algunas comparaciones con otros grandes, es que venía de superar la mejor serie ganadora de Nadal en su carrera, con 32 triunfos al hilo en 2008. Este serbio, que cada vez es más fuerte mental y físicamente, más sólido, más firme en la defensa y en especial en el rubro de tomar riesgos y ser implacable tanto de drive como de revés, ahora suma 25 títulos en su trayectoria.

Djokovic se coronó este año en el Abierto de Australia, Dubai, Indian Wells, Miami, Belgrado, Madrid y Roma. Por lo tanto, desde que en 2006 se adjudicó su primer certamen de ATP, en Amersfoort, había logrado 18 coronas hasta fines del año pasado, contra las siete que ya levantó en lo que va de esta temporada. Y se dio el gran gusto de vencer cuatro veces seguidas a Nadal, en un hecho con un solo precedente.

Como ocurre con Federer, Nadal también tiene récord positivo frente a la mayoría de sus rivales. Hasta aquí, el español sólo había perdido cuatro partidos al hilo con un solo colega: Nikolay Davydenko. El ruso, ex top-ten, tiene inclusive marca favorable de 6-4 contra el español, al que se impuso en los cuatro choques más recientes, todos en superficie rápida, en los que Nadal apenas obtuvo un set. Y dos de esos duelos fueron en finales.

En este caso, se potencia la proeza de Djokovic porque fueron todas definiciones y de la categoría Masters 1000, la siguiente a los Grand Slam. Ahora las rachas actuales de Nadal son preocupantes contra el serbio, ya que está 0-4 y 2-7. Es que antes de estos cuatro triunfos seguidos del serbio, el español le ganó dos pero venía de caer en tres al hilo. Realmente, es para sobredimensionar porque esto se vive en un presente de plena lucha por el reinado mundial.

Djokovic y Nadal

 

Ahora Nadal supera 16-11 a Djokovic en total, pero está muy preocupado por esta serie de caídas. Si bien algunos jugadores pudieron imponerse en tres encuentros seguidos contra el español, estas cuatro victorias ponen al serbio en otra dimensión. Es más: Nadal supera 16-8 a Federer en los duelos personales, pero el suizo nunca pudo vencerlo en más de dos partidos seguidos. Un dato que seguramente sorprenderá a más de uno.

Arriesgando, desgastado por esta serie invicta y con menos energías que en otras jornadas tras el durísimo triunfo sobre el escocés Andy Murray en semi, Djokovic volvió a forzar a un Nadal retrasado, muy defensivo, que buscó variantes pero no pudo contragolpear bárbaro ante un serbio implacable, sumamente preciso y contundente. Así, Djokovic le propinó a Nadal la cuarta final perdida en polvo de ladrillo en su carrera.

Hay que tener en cuenta que el español apenas había caído ante Federer en los duelos decisivos de otros Masters 1000, en Hamburgo 2007 y Madrid 2009. Djokovic lo derrotó en Madrid y le cortó un invicto en arcilla de 37 encuentros, en casi dos años. Y el serbio venía de caer ante el español en los nueve choques anteriores sobre canchas lentas. Por eso, se trata de un doblete memorable en la gira europea, justo en su momento más dulce.

En 2011, Djokovic ya doblegó a Federer en los tres partidos que se enfrentaron y lo desplazó en la condición de escolta de Nadal en el ránking. Y, con esta victoria, redujo aún más la ventaja que le lleva el zurdo español, quien defendía el título en Roma. A punto de cumplir 24 años el domingo 22, cuando arranque Roland Garros, Djokovic es un año menor que Nadal y sabe que bien puede intentar el asalto a la corona en París.

Sus éxitos en los cementos de Indian Wells y Miami frente al español fueron muy importantes y varios presumían que ya en arcilla, la superficie predilecta de Nadal, la tendencia podía revertirse. Pero no fue así. Djokovic superó al rey en tres sets en aquellas finales, luego el español celebró en Monte-Carlo y en Barcelona y ahora el serbio consiguió un doblete inolvidable en Madrid y Roma en dos sets.

En la capital española, el serbio enmudeció a los fanáticos del ‘Rafa’ y hasta se hizo hincapié en el valor extra que significó contar con la “ayudita” de la altura, porque allí la pelota corre más rápido. Las condiciones en la capital italiana son diferentes, muy similares a las del inminente Abierto de Francia, ya que la superficie es más lenta, pero igual Djokovic logró imponer su estilo, pese a su acumulación de partidos y horas de cancha.

El serbio, que se había consagrado en Roma en 2008, sigue sumando fans a cada paso, como se notó en los gritos de la mayoría del público romano, gracias a su actitud positiva, su gran nivel y su estilo agresivo. Ahora Djokovic apunta todos los cañones a brillar en Roland Garros, donde tiene como mejores actuaciones las semis de 2007 y 2008, cayendo en ambas ante Nadal y sin lograr un set. ¿Podrá revertir esa historia en la final parisina? Sin dudas, tiene todo el crédito abierto.

Paul McCartney – Recordando los 70′s y 80′s

 

 

Canciones Favoritas de Paul McCartney

por crisjhon

a

Y a ti ¿Tambien te gusta la musica de Paul McCartney? ¿Conoces otra buena cancion que no esta en mi lista? Puedes compartir conmigo el nombre ó el enlace del video de la cancion en Youtube mediante tus comentarios.