Cincinnati 2011: Murray derroto a Djokovic (Final)

Uno recuperó la memoria y volvió a avisar que quiere dar más pelea arriba. El otro siguió acumulando triunfos y recién sufrió, por abandono, la segunda derrota del año. El primero, Andy Murray, consiguió en Cincinnati su 18° título de ATP y el 7° de categoría Masters 1000. En tanto, el segundo, Novak Djokovic, se retiró de la final por una molestia física y quedó con marca de 57-2 en 2011.

En una temporada totalmente opuesta para ambos, un ejemplo rotundo también se había dado la semana previa. En el Masters 1000 de Montreal, el escocés fue eliminado en un debut lleno de dudas. En cambio, el serbio se dio el lujo de lograr el récord de cinco títulos de ese nivel, el siguiente a los Grand Slam, en un solo año. Así aterrizaron, con escaso descanso del N° 1 del mundo, en suelo estadounidense.

Esta victoria en Cincinnati, en la antesala del US Open, le aportó recién al británico su cuarta corona en casi dos años, mientras que el serbio ganó 9 de los 11 certámenes disputados en esta temporada. Para Murray, este fue su primer título en un Masters 1000 desde Shanghai de 2010, hace ya 10 meses. En cambio, Djokovic, con un evidente desgaste mental y, en consecuencia, físico, se quedó con las ganas de obtener su 10° torneo de 2011.

Esta diversidad tan notoria en números es la que venían mostrando en la cancha, ya que el escocés se veía con escasa confianza, con un tenis deslucido y poco punch, mientras que al serbio se lo notaba con la fe por las nubes, una solidez inmejorable en todas las facetas del juego y mucha pimienta en sus tiros. Pero Murray se empezó a soltar en Cincinnati y coronó una semana perfecta, en tanto que Djokovic se fue quedando sin gasolina.

 Murray y Djokovic

Por primera vez en el año, Murray pudo darse el gran gusto de vencer a dos top-10 en un mismo campeonato, ya que le ganó al estadounidense Mardy Fish (7°; finalista en Canadá) en semi y a Djokovic, N° 1 del mundo, en la definición. Además, fue el primer título para el escocés sin ceder un set en 10 meses, desde que se impuso en Shanghai el año último, ya que en su otra coronación de 2011, en Queen’s, perdió dos parciales.

Como se dijo al principio de esta nota, Murray arrancó con dudas y se fue afirmando, creciendo paso a paso, mientras que a Djokovic se lo notó lento y errático. Y el final, está claro, no fue el mejor para el campeón de la Copa Davis 2010. Sufrió horrores contra el francés Gael Monfils (8° del mundo) en cuartos, tras perder el set inicial, y estuvo atento para aprovechar las dudas de Tomas Berdych (9°) en semi, hasta que el checo se retiró.

La forma en que Djokovic arribó a la definición no fue ideal, ni mucho menos. Con su confianza en el punto máximo pero con una cabeza llena de presiones y de horas y partidos acumulados, estuvo a medina máquina y eso, ante un rival como Murray, que estaba en alza, fue lapidario. Estuvo casi siempre abajo, remando la situación, y ni siquiera pudo poner las cosas en su lugar luego de recuperar el quiebre perdido.

Ya con el primer set entregado, fue atendido por una lesión en el hombro derecho y prefirió seguir pero sólo por unos minutos, pensando más en el inminente US Open que en la propia final de Cincinnati. Así fue como decidió rendirse, estrecharle la diestra a Murray y enfocarse en el próximo Grand Slam, para intentar llegar en muy buen estado y buscar concretar la hazaña de lograr tres de los cuatro grandes en el mismo calendario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: